Una momia derriba uno de los mitos del cáncer

"Está claro que tiene su lógica. Puede que con los hábitos de vida actuales estemos favoreciendo el desarrollo de determinados tipos de tumores, pero una mutación genética es un suceso que puede ocurrir por multiples factores, no sólo por la forma de vida. De hecho, se llevan produciendo desde que el ADN es ADN (para muestra la evolución de las especies, que no es más que una mutación que permite al individuo adaptarse mejor a su entorno). En definitiva, por qué no se iban a producir otros tipos de mutaciones que, por ejemplo, llevasen a desarrollar un cáncer independientemente de la época en la que se viviese."

La mutación genética vinculada al cáncer de colon no es exclusiva de la época actual, y ya existía hace siglos. En 1995, fueron descubiertas veinticinco momias del siglo XVIII en Hungría. Y, ahora, gracias al estudio del ADN extraído de una de ellas, un equipo de investigadores de la Universidad de Tel Avid ha desmontado uno de los mitos existentes en torno al cáncer. Según los resultados del estudio que han publicado en la revista PlusOne, los habitantes del del siglo XVII y XVIII ya padecían el cáncer de colon, enfermedad que suele asociarse al tabaquismo y al consumo de alimentos procesados, factores que no eran comunes en las personas de dicho período. Los científicos israelíes encontraron una mutación en el gen APC (Adenomatous polyposis coli), vinculado con este tipo de cáncer. Y este descubrimiento implica que los factores genéticos pueden jugar un papel más importante en su desarrollo, que los derivados de los hábitos de la sociedad actual. "Lo que este hallazgo demuestra es que esa mutación, que se pensaba que era actual, producida por factores medioambientales y sociales, ya existía hace al menos dos diglos. En otras palabras, que el aumento de los casos de cáncer se debe (al menos en gran parte)a causas genéticas", explicó Rina Rosin-Arbesfeld, una de las responsables de esta investigación. Aunque, dado que la mutación se ha detectado en un solo espécimen, los científicos matizan que no pueden sacar sacar conclusiones definitivas, y que será necesario encontrar y estudiar más muestras genéticas.

Ver noticia al completo

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Learn more

I understand

Nuestra página web utiliza cookies para analizar las visitas de los usuarios y así poder ofrecerte un mejor servicio basándonos en las necesidades detectadas. Las cookies son unos pequeños archivos que se guardan en el ordenador desde el que accedes a nuestra web y nos facilitan este análisis. La información que obtenemos está relacionada con los tipos de productos visitados, el tiempo que permanece en nuestra web, el idioma, el número de usuarios o el navegador web utilizado entre otros. Todas las cookies que utilizamos provienen de empresas estadísticas y bajo ningún concepto se obtienen datos de nombres y apellidos de los usuarios ni de la dirección postal desde donde se conectan. Puedes permitir, conocer, bloquear o eliminar las cookies usando la configuración de tu navegador. Para ello puedes usar los siguientes enlaces según el navegador que utilices:

Google Chrome:   https://support.google.com/chrome/answer/95647?hl=es
Internet Explorer:   http://windows.microsoft.com/es-es/internet-explorer/delete-manage-cookies#ie=ie-10
Apple Safari:   http://support.apple.com/kb/index?page=search&src=support_site.kbase.search&locale=en_US&q=cookies
Mozilla Firefox:   http://support.mozilla.org/es/search?esab=a&q=cookies
Opera Browser:   http://help.opera.com/Windows/11.50/es-ES/cookies.html